Iniciar sesión flecha
Usuario:
Contraseña:
Recordar
LosTrotamundos
logo
LosTrotamundos
 
Qué ver y hacer en Jaén

Qué ver y hacer en Jaén

Autor ToniEscuder - Fecha de creación 01/04/2021

Jaén, tierra de olivos. Una ciudad que siempre ha quedado en segundo plano para el turismo, pero que tiene una gran riqueza tanto en historia como en gastronomía. A lo largo de su historia pasó por distintos reinos; primero de Dijaryan, posteriormente los almorávides la incorporaron a su imperio que más tarde se lo arrebatarían los almohades y, finalmente, tras el pacto entre Fernando III el Santo y el sultán Alhamar, primer rey del Reino de Granada, pasó a formar parte de la Corona de Castilla. Una historia que queda reflejada en cada rincón de esta bonita localidad andaluza.

Qué ver en Jaén

Santa Iglesia Catedral de la Asunción de la Virgen 

Levantada sobre lo que antiguamente fue una mezquita, la Catedral de Jaén es hoy en día el icono de la ciudad y una de las grandes obras del renacimiento español. Su silueta es vista desde fuera del municipio sobresaliendo por encima de todas las edificaciones de Jaén. Su imponente fachada barroca de 32 metros de altura, sin contar sus dos torres gemelas, y 33 de ancho, fue concebida en 1667. Sobre ella se encuentran las esculturas de San Pedro y San Pablo en la parte baja y San Ambrosio, San Gregorio Magno, San Mateo, San Juan, San Fernando, San Lucas (patrón de la ciudad), San Marcos, San Agustín y San Jerónimo en la parte alta. 

El precio de la entrada y los horarios se pueden consultar en https://catedraldejaen.org/visita-cultural. Dentro podremos ver una de las reliquias más importantes para los creyentes: el Santo Rostro, el paño con el que Cristo secó su faz camino al monte Calvario. Cabe destacar también su Coro (uno de los más grandes de España), el antiguo Panteón de los Canónigos, la Sacristía, la Sala Capitular y las Galerías Altas que se encuentran por encima de las capillas.

Catedral de Jaén
Catedral de Jaén

Castillo de Santa Catalina

Elevado sobre el cerro de mismo nombre, el castillo de Santa Catalina fue construido entre los siglos XIII y XIV por orden de Fernando III sobre lo que fue una antigua alcazaba de origen califal. Con seis torres defensivas, la Torre del Homenaje destaca sobre todas ellas con 30 metros de altura. Durante la Guerra de la Independencia, esta fortaleza se convirtió en un importante centro de operaciones para las tropas napoleónicas.

Sobre los restos de la antigua alcazaba, se construyó el actual Parador Nacional de Turismo. Con un aspecto monumental destaca por sus impresionantes arcos cruzados a 20 metros de altura en el salón principal.

A la izquierda de la fortaleza, en el punto más elevado de la ciudad, se encuentra una enorme cruz que mandó colocar Fernando III el Santo tras arrebatar la fortaleza al sultán Alhamar. Desde allí, hay unas vistas extraordinarias de toda la ciudad de Jaén y sus campos de olivos.

Toda la información sobre horarios y venta de entradas lo puedes encontrar en https://castillosantacatalina.es

Castillo de Santa Catalina
Castillo de Santa Catalina
Vistas desde el mirador de la Cruz
Vistas desde el mirador de la Cruz

Baños Árabes (Palacio de Villardompardo)

Los Baños Árabes de Jaén se encuentra en los sótanos del Palacio de Villardompardo, que alberga el Museo Internacional de Arte Naïf y el Museo de Artes y Costumbres Populares. Datan del siglo XI y con una extensión de 450 metros cuadrados, están considerados los baños árabes más grandes de España. Durante los siglos XIV y XV dejaron de tener función; y, ya a finales del siglo XVI, Don Fernando de Torres y Portugal, Conde de Villardompardo y Virrey del Perú, edificó su Palacio sobre los Baños quedando éstos ocultos.

En 1913, durante una inspección del Palacio para la realización del Catálogo Monumental de Jaén, se redescubrieron de nuevo estos Baños escondidos. En 1984 terminaron las obras de restauración.

Los Baños Árabes están compuestos por un vestíbulo, una Sala Fría, una Sala Templada y una Sala Caliente. Toda la información sobre horarios se puede consultar en https://www.bañosarabesjaen.es. Su entrada es gratuita.

Baños Árabes
Baños Árabes

Basílica de San Ildefonso

La Basílica de San Ildefonso tiene su origen en 1248 y está considerado el segundo templo cristiano más importante de la ciudad. Cuenta la leyenda que la Virgen María descendió a la ciudad de Jaén la noche del 10 al 11 de junio de 1430 acompañada de un cortejo celestial desde la Catedral hasta una capilla anexa a la iglesia de San Ildefonso. Desde entonces se rinde culto a la Virgen de la Capilla, patrona de Jaén junto a Santa Catalina. En 2010, el Papa Benedicto XVI declara el templo como Basílica Menor.

La Basílica tiene 3 portadas. La principal es de estilo neoclásico y la posterior es de estilo gótico. La portada lateral, de estilo renacentista, es la más llamativa al recordar una fortaleza por sus contrafuertes semicirculares. En su interior, podemos ver la arquitectura típica del gótico tardío.

Barrio de Santa Cruz

El Barrio de Santa Cruz se encuentra en lo que antiguamente era la judería. Localizado entre las actuales calles de San Andrés, Huérfanos, Los Caños-Arroyo de San Pedro y Martinez Molina; está compuesto por un entramado de calles angostas de trazado musulmán. Una de las personas más importantes que habitó en este barrio fue Hasday ibn Shaprut, principal impulsor de la conocida "la edad de oro de la cultura judía en Al-Ándalus" en el siglo X.

Iglesia de la Magdalena

Esta iglesia fue construida sobre lo que antiguamente fue una mezquita. Su fachada e interior es de estilo gótico, pero todavía mantiene elementos de su época de mezquita como un antiguo alminar árabe sobre una de sus torres y su bonito patio de abluciones que actualmente se encuentra ajardinado y con peces en su estanque.

El Lagarto de la Magdalena

Según cuenta la leyenda, en una cueva junto a la fuente de la Magdalena apareció un lagarto de grandes dimensiones que atemorizaba a la gente e incluso se llegaba a comer a aquellos que iban a por agua o a las ovejas de los alrededores. Un preso que estaba condenado a muerte, se ofreció voluntario para terminar con el lagarto a cambio de su libertad. Los jiennenses accedieron a tal petición fruto de la desesperación. El preso, ideando un plan, pidió un caballo, panes calientes y un saco de pólvora. Por la noche se dirigió a caballo a la cueva y fue dejando una hilera de trozos de panes hasta la plaza de San Ildefonso mientras el lagarto iba siguiéndole comiéndose semejante manjar. Al llegar a la plaza, el preso lanzó un saco de pólvora en lugar de otro trozo de pan y el animal lo devoró al mismo tiempo que explotó.

Debido a esta leyenda, hay un dicho muy popular en Jaén que dice: "Vas a reventar como el lagarto de la Magdalena". Tal es la fama de esta historia, que el lagarto tiene hoy en día su propia estatua en la fuente que se encuentra cerca de la cueva donde habitaba.

El Lagarto de la Magdalena
El Lagarto de la Magdalena

Dónde comer en Jaén

Jaén tiene una riquísima gastronomía donde reina la cultura de tapa, aunque también cuenta con fabulosos restaurantes e incluso 2 de ellos poseen Estrella Michelín. El aceite de oliva es el ingrediente por excelencia y la carne de caza, el lomo de orza, el paté de perdiz, las migas y la pipirrana (una ensalada de cebolla, tomate, pimiento verde y pepino), algunos de sus platos más populares. Aconsejamos que, tomes lo que tomes, lo acompañes con una buena cerveza "El Alcázar", nacida en Jaén.

A continuación os dejo algunas de las zonas más populares para comer.

Zona de Tascas de La Catedral: Se trata de la zona de tapas por excelencia de Jaén. En pleno casco antiguo, a un paso de la Catedral, un sinfín de tascas ofrecen una gran y variada oferta de tapas. Algunas de las tascas más conocidas son: Tasca Los Amigos, Bar Montana, La Manchega (la taberna más antigua de la ciudad), La Maestra, Los Barriles y La Espadaña.

Zona Barrio de San Ildefonso: En este barrio nos encontramos con 2 de los restaurantes más prestigiosos de Jaén ya que han sido galardonados con una estrella Michelín: Bagá y DamaJuana. Pero también podemos encontrar tabernas de tapas con solera como El Abuelo o Cuatro Esquinas.

La Carrera / Plaza de la Constitución: La calle Bernabé Soriano, más bien conocida como "La Carrera", es una de las calles con más encanto de Jaén. Repleta de restaurantes y cafeterías, se pueden encontrar opciones de todos los gustos. Mangas Verdes, Panaceite y la Marisquería Pato Rojo son algunos de los lugares más conocidos. La Plaza Deán Mazas, la Plaza de la Constitución, que se encuentra prácticamente contigua, y sus alrededores ofrecen igualmente una gran variedad gastronómica. También es buena opción tomar una rica taza de chocolate con churros en la cafetería Colón o en Colombia 50 Café.

Zona del Bulevar: Alejado ya del centro, la zona del Bulevar es un barrio joven en el que podremos encontrar prácticamente cualquier cadena de comida, pero donde también encontraremos restaurantes de gran calidad como Dixtinto, Kasler, Panaceite (de los mismos que el que se encuentra en La Carrera) o Yakibérico.

Dónde alojarse en Jaén

Jaén carece de una gran oferta hotelera debido a que no es una de las principales ciudades para el turismo en Andalucía. A pesar de eso, tiene una serie de hoteles de buena calidad que pueden satisfacer las necesidades de cualquier persona.

Los alojamientos más céntricos los encontramos en el Hotel Xauen (3 estrellas, Plaza Deán Mazas 3), Pensión La Florida 19 (Calle Doctor Civera 5) y Hotel Europa (3 estrellas, Plaza de Belén 1).

Fuera ya del casco antiguo tenemos el Hotel Condestable Iranzo (4 estrellas, Paseo de la Estación 32).

En la zona del Bulevar, ya más retirado del centro, está el Hotel Infanta Cristina (4 estrellas, Carretera de Madrid 1) y Hotel Estación (2 estrellas, Plaza Jaén Por la Paz).

Y si se quiere tener una experiencia distinta como dormir en un castillo, siempre se puede hacer en el Parador de Jaén (4 estrellas, Castillo de Santa Catalina S/N).

Ruta de un día para conocer la ciudad

La ruta propuesta está pensada para exprimir al máximo la visita a Jaén en un sólo día, aunque sería altamente aconsejable realizarlo en 2 días para poder disfrutar más de la ciudad.

Una buena forma de comenzar una visita a Jaén es subiendo al Castillo de Santa Catalina al que se puede llegar sin problemas en coche. Una vez visitado el castillo y contemplado las espléndidas panorámicas desde el mirador de La Cruz, se puede hacer una pausa para tomar un café en el Parador simplemente por el hecho de cotillear su interior. Bajamos hasta el casco antiguo para dirigirnos a la Catedral, muy recomendable su visita, aunque hay que revisar previamente los horarios ya que los domingos solo es posible hasta las 11.30h por las mañanas.

Si se hacen estas dos visitas es muy probable que haya llegado la hora de comer. ¿Qué mejor manera de conocer la gastronomía de Jaén que visitando su zona de tascas? Podrás ir de bar en bar tapeando gratis por cada bebida que consumas. Si solo has realizado una de las dos visitas, te recomendamos que visites lo que comentaremos en el siguiente párrafo y posteriormente vengas a esta zona para comer.

Paseamos por La Carrera, una de las calles más animadas, emblemáticas y con más encanto de la ciudad. Su nombre oficial es Bernabé Soriano y se trazó como calle en el siglo XV, en tiempos del Condestable Miguel Lucas de Iranzo, junto con otras calles paralelas. Uno de los edificios que más destacan en La Carrera es el Palacio Provincial. Al terminar la calle giramos a la derecha hasta llegar a la Basílica de San Ildefonso y seguimos nuestro trazado por la Calle de las Bernardas hasta llegar a la Puerta del Ángel, única puerta que se conserva del antiguo recinto amurallado de la ciudad. Junto a esta puerta se encuentra el Monasterio de la Concepción Franciscana. Volvemos para atrás por la Calle de las Bernardas para tomar la Calle Melchor Cobo Medina hasta llegar a la Calle Tablerón donde giraremos a la izquierda para salir a la Plaza de la Constitución. Contigua a esta plaza se encuentra otra muy popular: Plaza Deán Mazas. Si seguimos el camino volveremos a salir al Palacio Provincial.

Ahora visitaremos uno de los miradores más bonitos de la ciudad. Nos dirigimos a la Calle Duque. Para llegar, os recomiendo seguir vuestro GPS del móvil porque tocará meterse por una serie laberínticas calles hasta llegar aquí. Una calle empinada y escalonada nos llevará hasta lo alto donde contemplaremos, para mi gusto, la vista más bonita de Jaén.

La Carrera
La Carrera
Mirador Calle Duque
Mirador Calle Duque

Volvemos para atrás para tomar la Calle Maestra. Sin desviarnos del camino, llegaremos al Palacio de Villardompardo para visitar los Baños Árabes. Aconsejamos no marcharse del Palacio sin antes visitar su espléndido mirador. Muy a tener en cuenta que los domingos por la tarde y los lunes se encuentra cerrado, por lo que si estás en domingo, una buena opción sería intercambiar la visita con la propuesta de La Catedral. Al salir, podemos seguir un poco más la calle y nos encontraremos con la famosa fuente del Lagarto de la Magdalena y posteriormente la Iglesia de la Magdalena.

A la vuelta, podemos perdernos entre las calles del barrio judío de Santa Cruz y terminar cenando en alguno de los varios restaurantes de La Carrera o sus alrededores.

útil 0 trotamundos consideran esto útil.

Comentarios

Comentarios:


No hay comentarios
LosTrotamundos.es © 2012-2021
Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Solicitamos tu permiso para obtener datos de tu navegación. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Política de privacidad