Iniciar sesión flecha
Usuario:
Contraseña:
Recordar
LosTrotamundos
logo
LosTrotamundos
 
Preparativos para dar la vuelta a Islandia en camper

Preparativos para dar la vuelta a Islandia en camper

Autor ToniEscuder - Fecha de creación

Son muchos años los que llevaba deseando hacer este viaje. Tenía claro que quería dar la vuelta a la isla y poder conocer al máximo su naturaleza. Hace 2 años estuvimos apunto de poder hacerlo realidad, pero la pandemia nos lo paralizó todo. Una lástima porque aquel viaje lo planeamos junto a mi hermana y mi cuñado que en esta ocasión no se han podido unir. Esta vez Islandia no se podía escapar por nada; era el momento de hacer este sueño viajero realidad.

¿Cuándo y cómo volar a Islandia?

Lo primero que hicimos fue decidir en qué fechas queríamos ir y buscar los vuelos. Si lo que se quiere es dar la vuelta a Islandia, lo mejor es buscar en los meses de verano ya que en otras fechas se corre el peligro de encontrar carreteras cerradas por la nieve. Además, tiene la ventaja de que se puede exprimir el tiempo al máximo, especialmente en junio y julio, debido al sol de medianoche. Casi 24 horas de luz solar. En cambio, si se opta por viajar en invierno, se tendrán menos horas de luz, pero existe la posibilidad de ver auroras boreales y visitar cuevas de hielo que en verano no es viable.

Seleccionamos principios de julio y nos lanzamos a buscar vuelos. Dos son las aerolíneas islandesas más conocidas en estos momentos y con las que se puede conseguir los precios más económicos: Icelandair y Play. La segunda se trata de una lowcost que fue creada recientemente y con la que finalmente viajamos. El origen seleccionado fue Madrid y el destino Keflavik, donde se encuentra el aeropuerto internacional de Islandia y que está a 49Km de Reikiavik. Nos salió por 475€  ida y vuelta a cada uno con seguro de cancelación (que en estos tiempos nunca se sabe), facturación de maleta de hasta 20 kilos y equipaje de mano. Como lowcost que es, tiene una serie de desventajas tales como: no está incluida la comida en el vuelo, no hay pantallas para ver películas dentro del avión, no puedes seleccionar asientos a no ser que pagues. Pero tampoco es mucho problema ya que el vuelo dura unas 4 horas y medias. Nuestras fechas seleccionadas fueron del 6 al 20 de julio. 15 días que realmente se convertían en 13 hábiles porque el primer y último estaban destinados básicamente al vuelo.

¿Cómo movernos por Islandia?

Nuestra siguiente reserva fue nuestra compañera de viaje que terminamos bautizando como Katinka. Si de algo estábamos seguros es que queríamos hacer este viaje en una camper. Ya había tenido una experiencia parecida en Nueva Zelanda y tenía muchísimas ganas de repetirla. Realizamos la reserva para 14 días con la compañía Happy Campers. Esto es importante hacerlo con tiempo ya que quedaban muy pocas cuando reservamos. Finalmente, nos decantamos por la Happy 1 Auto, una Volkswagen Caddy de marchas automática que nos salió por 2.363€. Estaba muy bien camperizada, con un sofá que se hacía cama de 1,05m, una nevera, grifo de agua, GPS, WiFi, mesa y sillas de camping, hornillo, calefacción y muchas cosas más que podéis consultar en su web. Además, te incluye cancelación gratuita, seguro de neumáticos, seguro de grava (muy importante debido a que existen muchísimas carreteras de grava). Por nuestra parte, contratamos un extra en el que se ampliaba el seguro e incluía un conductor extra.

Hay un punto divertido por parte de Happy Campers, y es que te reta con una recompensa económica a visitar una serie de lugares y subir fotos a las redes sociales como prueba. Gracias a esto logramos un descuento de poco más de 300€, por lo que el precio final se nos quedó cerca de los 2.000€.

Desde 2015 la acampada libre está prohibida en Islandia y es obligatorio hacer noche en campings si se viaja con una camper. El precio de los campings suele oscilar entre los 10€ y 25€ por persona y noche. Son campings muy básicos e incluso te puedes encontrar algunos donde la ducha tenga un precio extra o que directamente no tenga. El número de inodoros y duchas por campings es bastante escaso, aunque casi nunca tuvimos que hacer cola para usarlos. Esto nos hizo pensar que igual la gran mayoría no se duchaba... Existe un mapa de campings creado por Happy Campers que nos vino genial a la hora de seleccionar donde íbamos a dormir cada día y que os dejo a continuación. Nosotros acampamos en: Arnarstapi Campsite, Búðardalur, Dalvík Campsite, Húsavík Campsite, Raufarhöfn Campsite, Egilsstaðir (2 noches), Höfn Campsite, Árhús Restaurant/Campsite (sin ducha), Campsite Selfoss y Laugardalur Campsite.

La gran mayoría de campings no admite reserva y no vas a tener problemas. Aunque si tiene web para reservar os aconsejo hacerlo aunque sea con un día de antelación ya que algunos están bastante concurridos en temporada alta y puedes correr el riesgo de tener que buscarte otro lugar. En algunos suele haber una caseta o un restaurante donde se realiza el pago, en otros pasa una persona que va cobrando. Y, seguramente, os llegue a pasar que lleguéis tarde y ya esté cerrada la oficina; se puede acampar igualmente y pagar al día siguiente, aunque también te puede pasar que te tengas que ir antes de que hayan abierto y termines marchándote sin pagar. No serás ni el primero ni el último en hacerlo.

La otra opción para viajar es alquilar un coche y alojarse en guest houses, hostales u hoteles. Esta opción puede encarecer bastante el viaje en uno de los países más caros del mundo. Además, debes de sumar el tener que comer en restaurantes o puestos callejeros. En nuestro caso, casi siempre comprábamos comida en los supermercados y cocinábamos en nuestra camper o en las instalaciones del camping. Sí que tuvimos que hacer una noche en un hotel porque no nos quedaba más remedio. Nuestro avión de ida llegaba pasada las 12 de la noche y a esas horas Happy Campers estaba cerrado. Nos alojamos en Keflavik en el Eldey Airport Hotel. La habitación para una noche nos salió por cerca de 120€ y fue de lo más barato que encontramos. Además, el taxi del aeropuerto al hotel, que estaba relativamente cerca, nos salió por 50€. No pilléis taxis que son increíblemente caros.

Otra opción de vehículo por la que optan bastantes personas es alquilar un 4x4 (o incluso una caravana 4x4). Existen muchas carreteras, sobre todo las que te llevan a las Tierras Altas, en la que solo está permitido la circulación de este tipo de vehículos. Están señalizadas como carreteras F. Es cuestión de valorarlo, aunque no lo vemos necesario ya que a la gran mayoría de atracciones del país se accede con vehículo normal y en todo caso siempre queda la opción de llegar a ese punto en un bus 4x4 o mediante la contratación de una excursión.

Recorrer Islandia en coche es muy sencillo ya que básicamente es seguir la única carretera de circunvalación conocida como la Ring Road. Está asfaltada en su totalidad y es de doble dirección, aunque no está en perfectas condiciones en algunos tramos. Tiene el único peaje de todo el país y es posible evitarlo, se trata del tunel Vadlaheidargong que cuesta 1.500 coronas atravesarlo. Se puede pagar antes o después. En nuestro caso nos lo cobró nuestra compañía de alquiler al devolver la furgoneta. La velocidad máxima en carreteras asfaltadas es de 90km/h, en las de grava 80km/h y en ciudad 50km/h. Se puede consultar siempre la web de road.is para ver el estado de las carreteras. Además, tiene un mapa muy útil en el que te indica cuales están asfaltadas y cuales son de grava

Planificación de ruta

Con lo más importante reservado, el siguiente paso era planificar la ruta. Tiramos de Lonely Planet y mil guías de internet para personalizar la nuestra. No es tarea fácil encajar cada día y estuvimos dándole mil vueltas. Algo que hay que tener en cuenta y que es bastante importante, es ver el tiempo que se puede invertir en cada lugar o el tiempo que se necesita para llegar. Por ejemplo, ir a ver una cascada puede llevarte a realizar 1 o 2 horas de marcha de ida y otras tantas de vuelta.

Otro tema es el punto de partida y final de cada día. Hay que hacerlo coincidir con lugares que dispongan de camping o con tu lugar de reserva para hospedarte. Puede que tras haber tenido un día duro de muchas rutas de senderismo, no te apetezca conducir 2 horas más para llegar al camping a descansar.

Tener la ruta trazada es importante para poder realizar posteriormente las reservas que necesitemos, como por ejemplo un trekking por glaciar o avistamiento de ballenas como fue en nuestro caso.

Finalmente, nuestra ruta quedó de la siguiente manera quitando los días de avión:

  • Día 1: Hraunfossar, Barnafoss, Borgarnes, Búðakirkja y Arnarstapi
  • Día 2: Lóndrangar, Djúpalónssandur, Saxhóll Crater, Hellissandur, Kirkjufellsfoss, Grundarfjörður, campos de lava de Berserkjahraun, Stykkishólmur y Búðardalur.
  • Día 3: Hvítserkur, Glaumbaer Farm, piscina de Hofsós, península de Trollaskagi hasta Dalvik
  • Día 4: Hauganes Hot Pot, Akureyri, Goðafoss, Myvatn, Dimmuborgir, Grjótagjá, Hverir, Krafla Crater y Husavik
  • Día 5: Avistamiento de ballenas en Husavik, Detifoss, Selfoss, Ásbyrgi Canyon y Arctic Henge
  • Día 6: Vopnafjörður, Stuðlagil Canyon, Vök Baths y Egilsstaðir
  • Día 7: Borgarfjörður Eystri, Lindarbakki, Hafnarhólmi, Fardagafoss, Gufufoss, Seyðisfjörður, Hengifoss y Egilsstaðir
  • Día 8: Reyðarfjörður, Fáskrúðsfjörður, Faro de Hafnarnes, Stöðvarfjörður, Breiðdalsvík, Djúpivogur y Höfn
  • Día 9: Trekking por el glaciar Vatnajökull, Jökulsárlón, Diamond Beach y Svartifoss
  • Día 10: Fjarðarárgljúfur, Vík í Mýrdal, Reynisfjara Beach, Solheimasandur Plane Wreck, Sólheimajökull y Hella
  • Día 11: Skógafoss, Seljalandsfoss, Hjálparfoss y Selfoss
  • Día 12: Círculo dorado: Kerið, Faxi Waterfall, Geysir, Gullfoss, Laugarvatn, Thingvellir y Reikiavik
  • Día 13: Reikiavik, Kleifarvatn, Blue Lagoon y Reikiavik.

En total, 3.300 kilómetros de aventura. He indicado como quedó la ruta tras haberla realizado porque en un principio nuestro undécimo día era distinto. Habíamos reservado un autobús 4x4 para viajar a Landmannalaugar, pero nos pasó lo que nunca nos ha pasado en un viaje. Nos equivocamos con la alarma y nos quedamos dormidos. Así que tocó replanificar el día con cosas que nos quedaron pendientes el día anterior y con algún punto que teníamos para el siguiente. Si se quiere hacer la excursión a Landmannalaugar, se puede contratar el bus que parte desde Hella (también lo hace desde Reikiavik) en Trex.is. El precio nos salía por 11.100 coronas ida y vuelta por persona.

La gran mayoría hace el recorrido a la isla en el sentido inverso a las agujas del reloj. Nosotros preferimos hacerlo de esta otra manera porque se dice que así se va de menos a más. Aunque, sinceramente, creo que da igual porque hay cosas bonitas y espectaculares por toda la isla.

Reservas previas

Con la ruta ya trazada podíamos comenzar a realizar las reservas de las actividades que queríamos hacer. 

Para ir a ver ballenas hay muchísimas opciones y en bastantes lugares siendo los más conocidos Husavik y Hauganes. Nosotros lo realizamos desde Husavik con la empresa Gentle Giants que aseguraban haber logrado un éxito del 99% durante el año anterior. La cancelación es gratuita y la web donde se puede realizar las reservas está en español: https://www.gentlegiants.is. En nuestro caso, solo reservamos para Rocío ya que yo me mareo con mucha facilidad y no quería arriesgar a echar perder el día. Se puede optar por la excursión en barco o en una zodiac. La duración de la excursión está en torno a las 3 horas. Además, con Happy Campers tienes un 10% de descuento en esta empresa.

Las siguientes excursiones que reservamos fueron las referentes al Vatnajökull: Trekking por el glaciar y paseo en barco por Jökulsárlón. Ambas excursiones las contratamos a través de https://guidetoiceland.is/es. Esta empresa es solo un intermediario, aún así son bastantes fiables ya que en nuestro caso llamamos para cambiar las horas y nos lo resolvieron sin problemas.

Por último, reservamos Blue Lagoon, el spa geotermal más famoso de todo Islandia y que consideramos que es de obligatoria visita. Se puede realizar la reserva desde su propia página web como hicimos nosotros: https://www.bluelagoon.com.

¿Qué llevarnos a Islandia? Organización de nuestra maleta

Y con todo esto, ya solo quedaba una cosa más: organizar la maleta.

Una maleta de 20 kilos y una mochila es lo que llevamos cada uno al viaje. El problema viene sobre todo en que, aunque sea verano, a Islandia hay que llevar ropa de invierno y ésta ocupa bastante espacio. Decathlon desde luego hizo el verano con nosotros.

Es imprescindible llevarse ropa impermeable. Quieras o no, en Islandia te va a llover, y la lluvia no tiene que ser problema para cumplir tu ruta. En nuestro caso llevábamos chubasqueros plegables, pantalones impermeables, zapatillas de trekking waterproof y bolsa impermeable para nuestras mochilas. No cometas el error de llevarte un paraguas porque en Islandia sopla el viento de tal manera que es inútil llevar uno.

Para abrigo llevamos un plumífero de trekking ligero, de los que puedes plegar e introducirlo dentro de un bolsillo. Casi no nos lo quitamos en todo el viaje. Un jersey y cuatro sudaderas. Tras la experiencia recomiendo que tengan capucha, aunque el plumífero tenga capucha, si te puedes abrigar con 2 casi que mejor. Mi pareja también llevó gorro y guantes que le vinieron bastante bien en nuestro trekking por el glaciar.

De camisetas llevaba 2 felpadas, 4 de manga larga y 6 de manga corta. Error por mi parte llevar tantas camisetas de manga corta y tan pocas felpadas. 

4 pantalones de trekking. Más que suficientes. 

Bañador, toalla y chanclas. Aunque haga frío en Islandia, seguro que te querrás bañar en alguno de sus conocidos baños calientes.

También llevé unas zapatillas de trekking de repuesto, al igual que mi pareja. Ninguno de los dos las llegamos a usar. Nunca se sabe si se pueden romper o mojar hasta el punto de que no puedas usarlas en unos días.

Y claro está: cámara réflex, cámara acuática, trípode, power bank y libro eléctronico.

Y por último, y no por eso menos importante, botella térmica para poder rellenarla de agua. En Islandia puedes rellenar tu botella de forma gratuita en cualquier lugar y de cualquier grifo. Incluso puedes entrar en un restaurante y pedir que te la rellenen. No compres agua, porque además de que te puede salir bastante caro, no está bien visto en un país que presume de tener la máxima pureza en sus aguas.

Cosas a tener en cuenta

Cosas importantes que se tienen que tener en cuenta para viajar a Islandia.

  • La tarjeta sanitaria europea es válida en Islandia.
  • Si viajas desde España, no hace falta pasaporte, puedes ir con el DNI.
  • Su moneda es la corona islandesa.
  • En cualquier lugar se puede pagar con tarjeta. Nosotros no sacamos dinero en ningún momento. Si para algo te piden alguna moneda, puedes comprar monedas en cualquier establecimiento pagando con tu tarjeta y sin comisión.
  • En Islandia son bilingües. Hablan islandés e inglés.
  • El tipo de enchufe es el mismo que en España.
  • Tiene una población de más de 366.000 habitantes de los cuales un tercio viven en Reikiavik.
  • Islandia está en la zona 1 de roaming por lo que ofrece itinerancia de datos gratis a todos los europeos.
  • Existe gran cobertura móvil por todo el país.
  • Todas las gasolineras son de autoservicio. No apures el deposito. Nosotros llenábamos en cuanto lo veíamos a medias.
  • El tiempo en Islandia es muy cambiante, es bueno llevar ropa impermeable siempre a mano.

Presupuesto

Y llega el momento de hacer cuentas de por cuanto puede salir un viaje a Islandia. En nuestro caso quedaría desglosado de la siguiente manera teniendo en cuenta que éramos 2 personas:

  • Vuelos con seguro de cancelación y maleta facturada: 950€
  • Camper para 14 días: 2.056€
  • Reserva de actividades: 520€
  • Hoteles: 120€
  • Gasolina: 475€
  • Campings: 317€
  • Restaurantes y puestos callejeros: 540€
  • Supermercado: 206€
  • Transporte (taxi de aeropuerto y bus de Reikiavik): 80€
  • Parkings y entradas: 111€

En total 5.375€, lo que son 2.687.5€ por persona. Como podéis ver, a pesar de comer casi siempre en la camper, el dinero destinado en restaurantes fue bastante superior, por lo que os podéis hacer a la idea de lo que significaría comer todos los día en restaurantes.

útil 0 trotamundos consideran esto útil.

Comentarios

Comentarios:


Regístrate para comentar

No hay comentarios
LosTrotamundos.es © 2012-2022
Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Solicitamos tu permiso para obtener datos de tu navegación. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Política de privacidad