Iniciar sesión flecha
Usuario:
Contraseña:
Recordar
LosTrotamundos
logo
LosTrotamundos
 

Unos días por Barcelona

Unos días por Barcelona
Autor ToniEscuder - Fecha de creación

Aprovechando que teníamos que coger un avión en Barcelona, decidimos quedarnos 3 días en la ciudad condal para hacer un poco de turismo y creo que fueron muy bien aprovechados.

Nos alojamos en el albergue Blue Cloud Hostels. Todo el trato fue correcto. La habitación limpia y duchas compartidas bastante aseadas. Además, tenía una cocina para poder hacerte lo que quisieras; que se agradece para poder ahorrar algo pues los precios de los restaurantes de Barcelona nos parecieron un poco abusivos.

Una vez situados en la ciudad, lo primero que decidimos hacer fue ir hacia Montjuic. Mes de agosto, mucho calor y nosotros subiendo un monte a las 5 de la tarde. De locos. Tras un acalorado y agotable paseo llegamos hasta el estadio olímpico. Desde fuera se veía el pebetero olímpico. Me vino a la cabeza aquella imagen de 1992 del arquero lanzando la flecha. Hay una escultura por los alrededores recordando ese momento.

Vistas desde Montjuic
Vistas desde Montjuic

Decidimos continuar el sendero del monte y llegamos hasta un restaurante que tenía unas vistas increíbles de toda Barcelona. Ya que la sed apretaba, nos tomamos unas cervezas. Eso sí, tras ver el precio, ¡una y no más! 11.80€ dos jarritas de poco más de un tercio. Al menos teníamos buenas vistas, sobre todo a la zona del puerto.

Descendimos Montjuic hacia el puerto. Es muy agradable pasear por el paseo marítimo. Pasando el Monumento a Colón hay réplicas de las tres carabelas que pusieron rumbo al descubrimiento de América. Con todo esto se nos empezó a hacer de noche. Nos dirigimos hacia el albergue y decidimos cenar en algún restaurante cerca de la zona.

Puerto marítimo
Puerto marítimo

Nuestro segundo día tenía una misión clara: ir a ver la Sagrada Familia. Por el camino, pasamos por la avenida de Paseo de Gracia. En esta avenida se encuentra la Casa Batlló y la Casa Milà (La Pedrera), ambas realizadas por Gaudí y que, sin duda, desbordan una gran belleza. La fechada de la Casa Batlló me pareció una auténtica pasada, una fantasía hecha realidad.

La Pedrera
La Pedrera

Llegamos a la Sagrada Familia. Había una larga cola y tardamos cerca de 30 minutos en poder acceder al recinto. El precio es bastante caro y abusivo, pero vale muchísimo la pena. Compramos un ticket que incluía ascensor a una de las torres del templo y entrada Casa Gaudí que se encuentra en el Parque Güell.

La Sagrada Familia es impresionante. El templo más bonito que puedas ver en tu vida seguramente y eso que todavía está sin terminar. Tanto la fachada del nacimiento como la de pasión son dignas de mirarlas durante horas. En ellas hay representadas al detalle escenas de la Biblia. La otra fachada, la de la gloria, está sin terminar por lo que poco nos paramos en ella. Una vez estás dentro es como entrar a un bosque diseñado por el maestro Gaudí: las columnas simulan ser árboles que llegan hasta el techo. Cada detalle, dentro del templo, representa elementos naturales de la tierra. Algunas cristaleras de colores estaban puestas dotando del color adecuado el interior. Cuando todas las cristaleras estén terminadas debe de ser alucinante el colorido que tendrá. Además, en su interior, hay un museo en el que te explican como han ido construyendo la Sagrada Familia y en las cosas que se basaba Gaudí para crear cada elemento.

Sagrada Familia
Sagrada Familia

La subida con ascensor a la torre realmente no vale la pena. Las visitas desde otros puntos son mucho mejores, lo único es que se veía a la perfección ese rascacielos con forma de consolador que tiene Barcelona.

Después de una parada técnica para comer, fuimos andado al Parque Güell. Otra de las maravillas creadas por el maestro Gaudí. Su acceso era gratuito, a día de hoy creo que ya no, y podemos perdernos por él toda la tarde. En la entrada hay muchísimos turistas, pero a medida que nos adentramos en él la cantidad de ellos disminuye. La casa donde residía Gaudí se encuentra dentro del parque. Como ya teníamos el ticket, entramos a verla. Una casa de varias alturas decoradas con muebles diseñados por él. Tampoco había mucho para ver pero cuanto menos era curioso.

Parque Güell
Parque Güell

Comenzaba a caer la tarde y teníamos un largo camino hasta el albergue. Fuimos por la Rambla de Catalunya donde nos paramos a picotear unas bravas. De esta manera despedíamos nuestro segundo día en la Ciudad Condal.

Nuestro tercer y último día no teníamos muy claro qué hacer, pero en vista que nos llamó bastante la atención la Casa Batlló decidimos ir a visitarla. Sin duda todo un acierto, me encantó todo. La entrada nos costó 18€ con audioguía. Te explicaban cada detalle del edificio, cada habitación, como se inspiraba Gaudí y que representa cada elemento de la casa. La visita te puede llevar toda la mañana y nosotros salimos bastante contentos de haberlo visto.

Casa Batlló
Casa Batlló

Bajamos hacia nuestro albergue. Esta vez fuimos por la famosa Rambla, pero nos agobiamos bastante con tanta gente, así que salimos rápido de allí directos a descansar pues aún teníamos los pies reventados del día anterior.

A la tarde queríamos ir al Poble Espanyol, pero tras llegar y ver que había que pagar entrada (estábamos en Barcelona para coger un avión e irnos de viaje, a este paso nos íbamos a gastar el presupuesto antes de hora) decidimos no entrar y visitar los alrededores. Cerca está el Palacio Nacional de Montjuic.

Palacio de Montjuic
Palacio de Montjuic

Toda esa zona hasta Plaza de España es bastante bonita, por lo que dimos un agradable paseo hasta que finalmente entramos a la antigua plaza de toros que hoy en día está convertida en un centro comercial, el Centro Comercial Arenas. La terraza goza de unas vistas en 360º bastantes buenas. Ojo, que para acceder a ella no hace falta pagar. Desde fuera hay un ascensor que cuesta 1€ por subir a la terraza, en cambio, si accedes a la terraza desde el interior del centro comercial, es totalmente gratuito. Además, hay bastantes restaurantes para poder tomarte algo mientras ves el atardecer. Y así lo hicimos nosotros, una buena forma de despedir Barcelona.


útil 1 trotamundos consideran esto útil.

Comentarios

Comentarios:

Regístrate para comentar

No hay comentarios
LosTrotamundos.es © 2012-2022
Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Solicitamos tu permiso para obtener datos de tu navegación. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Política de privacidad