Iniciar sesión flecha
Usuario:
Contraseña:
Recordar
LosTrotamundos
logo
LosTrotamundos
 

Ámsterdam: La Venecia del Norte

Autor: ToniEscuder - Fecha de creación: 15/07/2012

En abril de 2011, aprovechando los días de vacaciones de semana santa, decidimos visitar la ciudad de Ámsterdam. Al llegar al aeropuerto de Schiphol lo primero era enterarse de como funcionaban los trenes para llegar a la ciudad pues la estación está allí mismo. La verdad que me pareció un poco caótico, había varios andenes y no veía ni una sola señal que te indicara qué trenes iban a pasar por ahí. Preguntando a las personas que estaban esperando otros trenes cada uno te decía un anden distinto, incluso los mismos trabajadores de la estación te indicaban andenes distintos. Al final no se como fue, pero acertamos con el tren y llegamos a la estación Ámsterdam Centraal.

Era el momento de poner rumbo hacia nuestro alojamiento, Radio Inn Youth Hostel. Se encuentra a una media hora andando de la estación de tren por lo que tomamos el tranvía para llegar hasta allí. Desde luego que cogimos el albergue más barato que encontramos por Internet y así era... sucio, olor a marihuana por todos lados, duchas sucias y pequeñas, camas malas (pero de las que te tumbas y no te puedes levantar porque el colchón te ha absorbido). Así qué fue dejar nuestro equipaje e irnos cuanto antes de ahí a dar una vuelta por la ciudad. Teníamos que hacer tiempo hasta la noche que era cuando llegaba el segundo grupo de amigos pues habían volado desde otra ciudad distinta.

Mi primera impresión de Ámsterdam era muy buena, todo casitas (muchas de ellas torcidas), bicicletas circulando, canales de agua por todos lados... desde luego todo lo que me gusta de una ciudad lo reunía. Pasamos por el puente Magere Brug, un pequeño puente levadizo situado en el río Amstel; se dice que este puente fue construido por las hermanas Magere, dos mujeres adineradas que vivían a cada lado del río y ordenaron construir el puente para poder visitarse. De ahí ya pasamos al centro donde comenzamos a dar vueltas para buscar un lugar donde comer. Pasamos por Waag (el Mercado Nuevo) que formaba parte de las antiguas murallas de la ciudad. Finalmente, llegamos a una calle donde estaba el Templo budista de He Hua, en el barrio chino de Ámsterdam. Actualmente, es el templo budista más grande de toda Europa. Pasando este barrio llegamos a un bonito restaurante de comida italiana que estaba adornado con instrumentos musicales por todos lados, este fue nuestro lugar escogido para reponer fuerzas y continuar nuestra vuelta de reconocimiento a la ciudad.

Nuestro siguiente recorrido fue pasando por la torre Montelbaans situada en la orilla del canal Oudeschans. Esta torre fue construida en 1516 con el propósito de defender la ciudad. A lo lejos del canal, desembocando ya en el mar, se veía el edificio NEMO (tiene forma de barco y alberga el museo de ciencias de la ciudad) que visitaríamos al día siguiente. Pasamos por el famoso Café De Sluyswacht, la casa donde está situada se veía totalmente inclinada. Cerca de allí se encuentra la torre Munttoren, esta torre formaba parte de la entrada a la ciudad y da el comienzo al mercado de las flores bajando por el canal Singel el cual recorrimos hasta llegar prácticamente al centro de Ámsterdam, la Plaza Dam.

En la Plaza Dam hay varios elementos para ver como el Koninklijk (Palacio Real), Nieuwe Kerk (Iglesia Nuueva) que es el lugar donde se celebran las coronaciones reales, el Monumento Nacional de la Liberación en homenaje a los caídos en la segunda guerra mundial, el museo de cera Madame Tussaud Scenerama... Además, toda esta zona se encuentra rodeada de lugares para comprar como Magna Plaza (situado en el antiguo edificio de correos), sitios para comer (todas las cadenas de comida rápida se encontraran aquí) e incluso podrás comprar tours para visitar otros puntos del país.

Tras este primer recorrido, fuimos a ver la famosa casa de Ana Frank, situado al otro lado del canal Singel. Solo lo vimos por fuera pues la cola que había te echaba directamente para atrás. Allí nos paramos a descansar junto a Westerkerk (la Iglesia del Oeste). La torre de esta iglesia es la más alta de la ciudad, alcanza los 85 metros de altura. Al caer la noche fuimos de nuevo a la estación a recoger al resto del grupo y al albergue a descansar para el día siguiente...

La mañana del segundo día la destinamos a recorrer las cosas que vimos el día anterior para que pudieran verlo el grupo que llegó por la noche. Además, pasamos por el afamado Barrio Rojo que al ser de día pocos turistas habían. Desde luego que este barrio es de lo más curiosos que he visto, las prostitutas en escaparates como si fueran artículos de compra, todos estos escaparates estaban adornados con luces de neón rojas (me han contado que dependiendo del tono de color de la luz la prostituta puede ser mujer o un transexual, la verdad que no tengo ni idea si esto es cierto). El Barrio Rojo se encuentra al lado de la Oude Kerk (Iglesia Vieja), esta iglesia es el edificio más antiguo de la ciudad y data del año 1302. Me resultó bastante llamativo una escultura que se encontraba en el suelo de la plaza de esta iglesia, era el torso de una mujer enseñando las tetas con una mano encima... Cerquita de este barrio podemos encontrar también la Condomerie, se trata de la primera tienda especializada en preservativos del mundo.

Por la tarde visitamos el museo de Ciencias de Ámsterdam, se encuentra localizado en el edificio NEMO cerca de la estación de trenes. El motivo de nuestra visita no fue ver el museo sino disfrutar de la terraza que se encuentra arriba y que tiene unas maravillosas vistas de Ámsterdam. En la terraza se encuentra un bar donde podemos tomar cualquier tipo de refresco, nosotros tomamos una especie de granizados que estaban en dos colores, azul y rojo. Desde luego es un lugar perfecto para descansar, tomar el sol y contemplar bonitas vistas. Además, hay pequeñas fuentes donde estaban los niños en bañador pegándose un chapuzón.

Al caer el sol decidimos probar uno de los numerosos coffee-shops de la ciudad. Por todos es sabido que en este país es legal fumar marihuana y como dice el refrán.. "Allá donde fueres haz lo que vieres". Me sorprendió que en estos sitios no se vendan bebidas alcoholicas, por lo tanto estuvimos poco rato para ir a algún bar a tomar alguna que otra cerveza. Camino hacia el albergue pasamos de nuevo por el Barrio Rojo, ahora sí que estaba lleno de turistas, familias con niños incluidos (esto se me hacía super raro) y todo super iluminado, con ese llamativo color rojo. Sin duda la noche es el mejor momento para visitar este barrio.

Nuestro tercer día lo empleamos para hacer una visita fuera de la ciudad. Aprovechando que era primavera y los Países Bajos es la tierra de los tulipanes... fuimos a Keukenhof (traducido al español como "El Jardín de la cocina"). Se trata de un parque de más de 32 hectáreas situado entre Lisse e Hillegom. Es el jardín más bello de todo el país y solo se puede visitar desde mediados de marzo hasta mediados de mayo. Dentro podremos encontrar preciosos jardines de tulipanes, molinos antiguos, lagos, fuentes, acompañado todo de paseos para que la gente pueda caminar por todo el recinto y contemplar esta maravilla. Cerca de la Plaza Dam se vende tours para asistir aquí que incluyen el autobús y la entrada al jardín. Creo que nos costó cerca de los 40€ por persona. A la noche cenamos cerca de la plaza Rembrandtplein, en un italiano que tenía todo el techo adornado de tulipanes de madera, ¡las pizzas estaban buenísimas!.

Llegaba nuestro cuarto y último día completo en Ámsterdam. Nos dirigimos a Vondelpark, el parque más famoso de la ciudad, de unas 47 hectáreas, donde la gente va a pasear, hacer deporte, tomar el sol (nosotros cogimos una ola de calor y estaba lleno de gente en bañador tomando el sol en el césped). Para llegar allí primero pasamos por la famosa fábrica de Heineken y por Museum Plein que es una plaza donde se encuentra diversos edificios como Rijksmuseum (Museo Nacional de Ámsterdam dedicado al arte, artesanía y la historia), Concertgebouw (es la sala de conciertos) y el Museo Van Gogh (ese día había una exposición de Picasso). Tras todo este recorrido descansamos en Vondelpark.

Salimos por la entrada principal de Voldelpark y cruzando el canal Singelgracht se encontraba Max Euweplein, una animada plaza llena de tiendas y sitios para comer. Allí se encuentra el Hard Rock Ámsterdam. Las calles colindantes a esta plaza también están muy animadas y existen muchísimos sitios para comer con menus muy variados. Nosotros comimos en un Rancho (cadena de asadores argentino). De aquí ya bajamos a la torre Munttoren para dar una vuelta por el mercado de las flores y comprar diversos suvenires. En este mercado hay todo tipo de tulipanes y sus semillas para poder comprar. El resto de la tarde fue ya bastante relajado, cervecita por aquí.. cervecita por allá y a despedir Ámsterdam.

Así terminó mi instancia en esta maravillosa ciudad. Me encantó el estilo de sus casas, su filosofía de bicicleta (hay que andarse con ojo no sea que te atropelle alguna!), sus canales y los barquitos paseando sobre ellos, las casas flotantes situadas en los canales, sus calles, sus puentes... Todo tiene un encanto especial. Por algo Ámsterdam es conocida como la Venecia del Norte.

Compartir
Compartir
útil 1 trotamundos consideran esto útil.

Comentarios

Comentarios:


imagen-perfil
mcc00046 dice:
22/04/2018 10:46:40

Gracias por la guía!

La verdad que Ámsterdam es una ciudad que despierta el interés de todos por poder realizar "actividades" prohibidas que en otros lugares no es posible, pero bajo mi opinión y como bien comentas, se pueden visitar muchos lugares con encanto. Por ejemplo, uno de los que más me gusto a mi fue el barrio Jordaan, durante esta visita: https://www.freetourenamsterdam.com/tour/jordaan-tour/  donde sus tulipanes, canales y bicicletas son los principales protagonistas. Además es el barrio donde se encuentra la casa de Ana Frank.

LosTrotamundos.es © 2012-2019
Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Solicitamos su permiso para obtener datos de su navegación en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Política de privacidad